Nuevos retos profesionales

Me encanta septiembre. Soy de ese raro tipo de personas que ven en los lunes una oportunidad perfecta y que espera septiembre con ilusión. Supongo, que al focalizar mi actitud positiva en septiembre, algo viene de vuelta. Pues bien, llevamos solo un par de días de este nuevo mes y se han plantado varios nuevos retos profesionales.

El primero, un poco difuso todavía, son las horas lectivas que voy a dar en la Uma Deportes. Ilusionante y motivador como pocos, ya que yo he sido alumno allí y han pasado especialistas a los que verdaderamente admiro y que me han hecho reflexionar y aprender mucho. Supone un gran paso para mí que depositen la confianza en mí a pesar de mi juventud.

El segundo viene del balonmano. Si ya de por si por sí se presenta una temporada con ilusiones muy renovadas, esto es otro paso más allá: el Proyecto Selecciones. Durante su preparación previa al campeonato territorial andaluz, voy a dar unas charlas a las selecciones provinciales. Concretamente daré dos: una de mentalidad ganadora y otra de cómo sobrevivir a una derrota. Estimulante poder trabajar con los mejores jugadores y jugadoras de balonmano de su generación. Identificar y adaptar contenidos para que sean lo más apropiados posible, para que puedan sacar el máximo partido a lo que les ofrezco y que sean capaces de explotar y potenciar aún más su características es un desafío a nivel personal muy atractivo. Me parece casi una provocación a mis capacidades como docente, especialista deportivo y transmisor. Muchísimas ganas de hincarle el diente a este proyecto del que iré subiendo el material

Por otra parte, me ha hecho sentir muy valorado y apreciado que me hayan llamado de un colegio donde estuve trabajando para volver a dar extraescolares de inglés. Me encanta la lingüística y la enseñanza de idiomas o de Lengua Castellana. Y sentir que se ha reconocido mi esfuerzo y trabajo el pasado curso (que por motivos personales no llegué a terminar) me ha encantado y subido bastante la moral.

Por último, parece que se me abre la puerta a dar clases de ski. Una empresa de deporte en la que llevo trabajando puntualmente desde unos meses y que, sinceramente, me gusta muchísimo. Disfruto trabajando con ellos ya que aunque son jornadas agotadoras (días de deportes náuticos, actividades al aire libre, viajes para mayores, etc.), me hacen sentir realizado porque me permiten ejercer mi profesión como docente de educación física. Cabe mencionar que el personal con el que trato y trabajo en la empresa es de 10 y que me tienen muy en cuenta para la mayoría de las actividades, a pesar de mi limitado horario.

Siete días de septiembre, cuatro proyectos, ¿cómo no va a gustarme?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s