Fin de curso 2015/16

Se acabó.

Chapamos el curso.

Ha sido un año repleto de experiencias, muchas alegrías y algún mal sabor de boca. De negociaciones duras, acuerdos, reflexiones, debates, actividades, canciones y bailes. De dibujos animados. Y de sorpresas. Pero sobretodo, ha sido un año diferente.

Un curso donde me he sentido muy orgulloso del progreso de mis niños y mis babies. Porque este final de curso tan duro ha tenido momentos mágicos: una chica en sexto de Primaria ha preferido venir a dar inglés que ir a un cumpleaños. Casi he duplicado el número de alumnos por clase. Guille (3 años) enganchado a un árbol sin soltarse porque quería inglés y no baile. Realmente me han hecho sentir que estoy empezando a hacer las cosas bien.

Y digo empezando porque soy consciente antes que nadie de los patones que he metido: ese maravilloso día que se me ocurrió llevar pinturas y cartulinas para que pintasen y explicasen la felicidad en inglés (maravilloso para ellos que se pringaron hasta sitios donde no suele dar la luz solar; porque lo que viene siendo yo estuve limpiando después y además me cayeron broncas de todos: señoras de la limpieza, seños, mi jefa, etc.); una programación poco ajustada a los días de los que disponíamos, disparidad de nivel y exigencia a lo largo del curso, … Mucho que reflexionar y mejorar de cara a un posible próximo año.

Un mes de agosto como el que viene cargado de tiempo de reflexión y mejora tanto profesional como personal me va dejar seguro mucho trabajo.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s