A propósito de la CULTURA

La cultura es, sin lugar a dudas, la base del éxito a largo plazo.
Podrás tener a los mejores trabajando para ti; pero si no creen en el proyecto, si no creen en lo que hacéis, difícilmente podrás conectar con ellos. Y esas conexiones, llamémoslas sinergías, son claves para un triunfar.
La cultura y el compromiso son el paso siguiente a la motivación y pasión.
Ambas, sobre todo la motivación, desaparecen en cuestión de tiempo: primeros tropiezos importantes, falta de resultados, etc.
Es ahí, donde aparece el compromiso. El momento de dar un paso adelante, afrontando los resultados y aguantando. Confiando en tu equipo. Confiando en ti.
El compromiso es la parte de mí (de ti y de todos) que nos hace permanecer impasibles. Duros aunque duela. Son todos esos sacrificios que hacemos por lo que creemos (aunque en algunos momentos creamos un poquito menos).
Aunque son ideas y términos diferentes, cultura y compromiso deberían ir de la mano; puedes sobrevivir X tiempo con compromiso, pero si quieres crecer mirando al futuro necesitas cultura.
Y esa cultura no es más que compromiso con la visión.
IMG_1855

SEEDS vol. II

Social Economy Entrepreneurship Development Skills (SEEDS) se trata de un proyecto dentro del programa Erasmus+.

Durante una semana he viajado a Italia (Génova y Sassello) para dar forma y perfilar la segunda versión de esta propuesta de colaboración entre 4 países latinos: Brasil, Argentina, Perú y México, y cuatro europeos: Italia, Finlandia, Turquía y España.

No se trata de un taller.

No se trata de un curso.

Es la inspiración que necesitan los jóvenes de estos países para lanzarse a emprender.

Son métodos creativos que impulsan.

Son las habilidades y técnicas que te ayudarán a desarrollarte, como emprendedor social y como persona.

Es cooperación internacional.

Es generar iniciativas sociales que puedan ayudar a tu comunidad.

Es darle alas a tu start-up; o a esa idea que no terminas de enfocar.

Es actuar.

Es para ti.

¿Estás listo para ello? ¿Quieres saber más? Déjame un comentario y vamos a ello.

España: octubre de 2017 (fecha por confirmar)

Perú: diciembre de 2017 (fecha por confirmar)

 

IMG_2171

 

Foto: Galería Milán

5 aventura: Erasmus+ en Bulgaria

“- En agosto trabajas también?
+ Hola!😁
– Holaaa
+ Pues mira aunque estoy de indefinido … He decidido que voy a dejar el trabajo el 1 de agosto
– Te vienes a Bulgaria?”

Tras apenas conocer a Macarena desde hacía unas 48 horas, recibí este whatsapp de ella (lo primero que me escribió, así a pelo). Y aquí estoy, subido en el cercanías que me lleva al aeropuerto rumbo a una nueva experiencia Erasmus+.

Esta vez será en la cuidad de Ruse (Rousse) en Bulgaria. Unas 36 personas de Bulgaria, Rumanía, Grecia, Turquía, Portugal y España participaremos en un proyecto de estilos de vida saludables relacionados con el medio ambiente y la naturaleza durante 10 días.

Cabe mencionar que de las personas que vamos de Málaga, solamente conozco a Maca. Voy a ciegas totalmente en cuanto a los compañeros y casi que al proyecto, pero oportunidades como estas no se pueden dejar escapar. Son precisamente estas ocasiones las que hay que buscar: esas que te destrozan la zona de confort, las que te hacen dudar de ti, las que hay que agarrar con más fuerza para descubrir(te) la esencia.

Y así, el camino continúa.

image

Reflexión de El Camino

Una vez en Málaga y con mi Compostela debajo del brazo, ya he tenido tiempo suficiente para extraer algunas conclusiones sobre estos días de viaje.
Esta, como toda gran aventura, empezó con más pasión y motivación que con planificación y preparación. Suerte que la filosofía del Camino se basa en ayudarse unos peregrinos a otros; si no no estoy muy seguro de haber llegado por mi cuenta.

“El Camino provee”

2016-08-06 07.16.10.jpg

Probablemente sea una de las frases más escuchadas durante las rutas que llevan a Santiago; y más todavía en el Camino Primitivo. Porque si bien resulta un camino con paisajes realmente increíbles, también es bastante duro, con largos tramos sin nada ni nadie más que tú y tu mochila en muchos kilómetros de pasajes en mitad de bosques o cruzando montes.
La frase será sin duda una de las grandes conclusiones a las que habré llegado en el viaje. Y es que sin lugar dudas hemos comenzado a preocuparnostanto por nimiedades, que dejamos de vivir; tan preocupados por aparentar, que dejamos de estar o incluso de ser.
Arriésgate. Decide. Falla. Vive.
Y ayuda. Ayuda a tus compañeros y amigos. Pero también a conocidos y, sobretodo, a desconocidos. Porque el Camino no hace distinción, provee tanto a aquellos que sabes su nombre como a los que no.
2016-08-06 09.06.31.jpg

Fin de curso 2015/16

Se acabó.

Chapamos el curso.

Ha sido un año repleto de experiencias, muchas alegrías y algún mal sabor de boca. De negociaciones duras, acuerdos, reflexiones, debates, actividades, canciones y bailes. De dibujos animados. Y de sorpresas. Pero sobretodo, ha sido un año diferente.

Un curso donde me he sentido muy orgulloso del progreso de mis niños y mis babies. Porque este final de curso tan duro ha tenido momentos mágicos: una chica en sexto de Primaria ha preferido venir a dar inglés que ir a un cumpleaños. Casi he duplicado el número de alumnos por clase. Guille (3 años) enganchado a un árbol sin soltarse porque quería inglés y no baile. Realmente me han hecho sentir que estoy empezando a hacer las cosas bien.

Y digo empezando porque soy consciente antes que nadie de los patones que he metido: ese maravilloso día que se me ocurrió llevar pinturas y cartulinas para que pintasen y explicasen la felicidad en inglés (maravilloso para ellos que se pringaron hasta sitios donde no suele dar la luz solar; porque lo que viene siendo yo estuve limpiando después y además me cayeron broncas de todos: señoras de la limpieza, seños, mi jefa, etc.); una programación poco ajustada a los días de los que disponíamos, disparidad de nivel y exigencia a lo largo del curso, … Mucho que reflexionar y mejorar de cara a un posible próximo año.

Un mes de agosto como el que viene cargado de tiempo de reflexión y mejora tanto profesional como personal me va dejar seguro mucho trabajo.

 

 

4ª aventura de 2016: Camino de Santiago

Tras Gales, Noruega y Madrid, llega la cuarta aventura de este año 2016: el Camino de Santiago.

camino_banner_211

¿Cómo?

A pie y solo. La idea inicial es hacer unas 13 etapas, saliendo desde Oviedo el día 3 de agosto haciendo el Camino Primitivo.

¿Por qué solo?

Tras un julio saturado de trabajo tengo la necesidad de desconectar de todo. Un tiempo por y para mí. Si me apetece parar y reparar, lo haré. Si me apetece avanzar, avanzo; si me apetece volver, vuelvo. Soy yo el único que va a decirme qué hacer y cómo en estas dos semanas.

¿Por qué el camino?

Es una experiencia que tengo pendiente desde hace mucho tiempo. Además tengo la sensación de que la primera vez que llegase a Santiago tenía que ser haciendo el Camino. Realmente me gustaría salir de Santander pero dado que ya tengo un viaje proyectado allí en breve y que por agenda ando un poco justo (una quinta aventura este mismo mes), prefiero disfrutar e ir un poco más desahogado saliendo desde Oviedo.

¿Preparación?

0, voy muy rollo aventurero. No he mirado mucho la ruta; una mochila con poco peso material y mucha actitud. El resto de lo que venga, sorpresa.

¿Recomendaciones o sugerencias? Todo lo que venga es bien recibido

Oye, ¡qué dejo el trabajo!

Se acabó.
Finito.
Hoy, día 31 de julio y el penúltimo de mis días con 24 años dejo el trabajo en la recepción, tras 20 meses trabajando como indefinido y otros dos años antes cubriendo las vacaciones.
108e04953a1b78b8340160b2441910de
No ha sido una decisión fácil ni precipitada. He estado muchos meses dándole vueltas a la idea hasta llegar a la decisión. Los motivos que me han llevado a renunciar a un trabajo fijo y de por vida han sido principalmente tres:
– El trabajo de noche no es sano, pero menos sano lo estaba haciendo yo con jornadas maratonianos sin dormir durante días para no renunciar a nada. Por poner un ejemplo: el miércoles 27 dormí 1 hora; el jueves 28 unas 3 siestas de 20 minutos, el viernes 29 cerca de tres horas y el sábado 30 casi 5 horas. Locura insana entre la recepción y EF.
Felicidad. Si bien es cierto que el dinero nos hace falta para vivir en esta sociedad, ganar ese dinero me estaba restando muchas cosas que quería vivir. No quiero dejar de disfrutar de las personas y momentos que me hacen feliz. Poco a poco he ido descubriéndolos y no tengo intención alguna de perderlos.
Nuevos proyectos: las ganas de intentar lanzar algunos proyectos distintos, de crear algo mío me empieza a pedir salir a gritos. Necesito tiempo para prepararme y saltar.
Ya sabéis cuando una puerta se cierra, otra se abre. Presiento que unas puertas muy interesantes están a punto de venir. La suerte es que YO soy el que elige qué puertas abre o cierra.
¿A ti te hace feliz lo que haces, quién eres y con quién compartes tu tiempo? Si la respuesta es no, me gustaría saber a qué esperas para dar el paso. Yo, ya he dado el primero.

Un año de Stand Out Program: Bendita Locura

Tan solo hace un año de mi participación en el SOP en Madrid.

IMG_7386

Un año que realmente me ha cundido mucho. Pero mucho. Y todavía sigo extrayendo aprendizajes y conclusiones de esa experiencia; la que probablemente haya sido más enriquecedora a todos los niveles en mi vida.

Porque Stand Out llegó en un momento muy complicado para mí. Saliendo de varios baches laborales, sentimentales e incluso personales. La mente puede ser nuestro mayor aliado y, a la vez, nuestro peor enemigo, y en Stand OUT Program nos enseñaron a usarla.

Tuve la enorme suerte de participar en la segunda edición de Stand Out Program el pasado año, del 22 de junio al 2 de julio en el Impact Hub en Madrid. Aquello fue bestial, me gustaría poder decir un número de horas aproximadas de trabajo, pero de verdad que no sabría decir cuántas. Y aquello en sí mismo fue un gran aprendizaje: siempre puedes dar más. Y mejor. Aprendiendo habilidades núcleo y superhábitos para desarrollar, trabajar, exigir y vivir mejor. A simplificar y a seleccionar: ni todo ni con todos (esto tal vez haya sido una de las cosas más valiosas). Eso sí, aquello que elija, aquello a lo que me dedique, con excelencia. Y fallar. Fallar mucho. Una y otra vez. Conocí gente que realmente admiré y admiro. Aprendí cosas que intento poner en práctica cada día. No maduré, pero sí me hizo madurar a base de reflexiones posteriores y aprender. A día de hoy, un año después, todavía tengo cosas pendientes por empezar de ese programa; pero es que fue tanto y tan contundente, que para asimilarlo por completo tendrán que pasar años.

IMG_7293

Sin lugar a dudas, Stand OUT Program 2015 fue ese empujón que me hizo volver a dar un paso fuera de la fila. La verdad, este fantástico 2016 en todos los aspectos no habría sido posible sin haberme atrevido (y sobrevivido) al SOP 2015. Resulta curioso que a día de hoy haya personas que me califiquen por cualidades que creo que empecé a descubrir y desarrollar en Madrid.

Tal vez, no aproveché al máximo la experiencia; pero casi me da miedo pensar qué habría pasado si lo hubiese hecho. Bendita locura de SOP.

IMG_8258

 

 

 

¿Dar el paso a cualquier precio?

Hablábamos un sábado sobre ascender o promocionar y me preguntaron si estaría dispuesto a dar el paso. A día de hoy (y creo que desde siempre) tengo unos valores muy fuertes en relación a ese tema.
Ya hace años me propusieron un ascenso muy ansiado como “favor” por algo que hice desinteresadamente. Mentiría si dijese que no he pensado mucho en ese momento. Hay trenes que pasan una vez, pero a mí no me vale cualquier tren; y ese precisamente, tan gratuito y al que me invitaban como favor, que no por mi trabajo, no me interesó. Ni me interesa. Y es que no estoy dispuesto a ascender en ningún ámbito de mi vida si no es como premio a mi esfuerzo y logros. No seréis los primeros que penséis que así no voy a ningún lado, ¿para qué quiero ir si no merezco estar allí?
bb09f47d0070f85ee331558ef13ea543
Photo by yngkillers
Aunque disfruto mucho compitiendo, exigiéndome y trabajando de forma individual, soy consciente de que soy un jugador de equipo. Necesito tener gente en la que confíe, que me inspire y que me paren los pies cuando me paso de listo (lo que suele ser bastante a menudo, por cierto). Por eso creo de la forma más sincera que es completamente necesario e indispensable rodearte de gente en la que puedas confiar. Necesito gente que me estimule, que sean mejores que yo, capaces de desarrollar y responsabilizarse, que se impliquen al 120%, que estén dispuestos a destacar y que me hagan ser diferente. Por eso decía hace un tiempo que es tan importante saber elegir Personas.
Por esto último respondí que no, de momento. No creo que estar preparado y antes quiero saber quiénes de ellos van a seguir, dónde van a estar, cuál sería la organización nuestra, por qué yo y no otro, etc. Necesito saber que están ahí para cubrirme las espaldas; para darme una colleja cuando la merezca o simplemente para recordarme que los tengo a mi lado.
CAM00172

Valentí Sanjuan y la Titan Desert

“Dicen que las grandes aventuras son aquellas que sabes dónde empiezan pero que no tienes ni idea de dónde van a acabar. Sucede en las grandes historias que sabes el punto de partida pero no el punto final. Porque no hay una meta, no hay una línea de llegada, si no que la meta es el viaje en sí. Disfrutarlo, sufrirlo, vivirlo, transitarlo y, en definitiva, aprender de él. En los retos en cambio es distinto: hay un objetivo y hay que conseguirlo a cualquier precio. Y a eso le dedicas todo tu empeño. No a dejar que la ruta te lleve, sino a conducirte hacia alguna parte. Pero en las aventuras es distinto porque quien te guía no eres tú, sino esa pasión loca, esa pasión desenfrenada por lo desconocido.”
Hoy no es una entrada de reflexiones o conclusiones. Hoy es una entrada dedicada a un documental que deberían mostrar en todos los colegios. Tuve el gustazo de verlo el sábado pasado durante la firma de libros de Valentí Sanjuan y realmente me hizo sentirlo. Dura cerca de una hora, pero de verdad, vedlo. Una vez, PERSONAS.

Pincha aquí para ver el documental

 

Unas fotos con Horacio y Valentí