Reflexión de El Camino

Una vez en Málaga y con mi Compostela debajo del brazo, ya he tenido tiempo suficiente para extraer algunas conclusiones sobre estos días de viaje.
Esta, como toda gran aventura, empezó con más pasión y motivación que con planificación y preparación. Suerte que la filosofía del Camino se basa en ayudarse unos peregrinos a otros; si no no estoy muy seguro de haber llegado por mi cuenta.

“El Camino provee”

2016-08-06 07.16.10.jpg

Probablemente sea una de las frases más escuchadas durante las rutas que llevan a Santiago; y más todavía en el Camino Primitivo. Porque si bien resulta un camino con paisajes realmente increíbles, también es bastante duro, con largos tramos sin nada ni nadie más que tú y tu mochila en muchos kilómetros de pasajes en mitad de bosques o cruzando montes.
La frase será sin duda una de las grandes conclusiones a las que habré llegado en el viaje. Y es que sin lugar dudas hemos comenzado a preocuparnostanto por nimiedades, que dejamos de vivir; tan preocupados por aparentar, que dejamos de estar o incluso de ser.
Arriésgate. Decide. Falla. Vive.
Y ayuda. Ayuda a tus compañeros y amigos. Pero también a conocidos y, sobretodo, a desconocidos. Porque el Camino no hace distinción, provee tanto a aquellos que sabes su nombre como a los que no.
2016-08-06 09.06.31.jpg

4ª aventura de 2016: Camino de Santiago

Tras Gales, Noruega y Madrid, llega la cuarta aventura de este año 2016: el Camino de Santiago.

camino_banner_211

¿Cómo?

A pie y solo. La idea inicial es hacer unas 13 etapas, saliendo desde Oviedo el día 3 de agosto haciendo el Camino Primitivo.

¿Por qué solo?

Tras un julio saturado de trabajo tengo la necesidad de desconectar de todo. Un tiempo por y para mí. Si me apetece parar y reparar, lo haré. Si me apetece avanzar, avanzo; si me apetece volver, vuelvo. Soy yo el único que va a decirme qué hacer y cómo en estas dos semanas.

¿Por qué el camino?

Es una experiencia que tengo pendiente desde hace mucho tiempo. Además tengo la sensación de que la primera vez que llegase a Santiago tenía que ser haciendo el Camino. Realmente me gustaría salir de Santander pero dado que ya tengo un viaje proyectado allí en breve y que por agenda ando un poco justo (una quinta aventura este mismo mes), prefiero disfrutar e ir un poco más desahogado saliendo desde Oviedo.

¿Preparación?

0, voy muy rollo aventurero. No he mirado mucho la ruta; una mochila con poco peso material y mucha actitud. El resto de lo que venga, sorpresa.

¿Recomendaciones o sugerencias? Todo lo que venga es bien recibido