Evento YouthSpeak Forum

Evento YouthSpeak Forum, Madrid, 6 de mayo de 2016
page_1_thumb_large
El pasado jueves a las 23:40 salía en un bus hacia Madrid para poder participar en el YouthSpeak Forum, una iniciativa mundial llevada a cabo por AIESEC que trata de dar voz a la gente joven para que expresen y tomen decisión sobre asuntos globales. No tenía ni idea de cómo iba a acabar el día …
Este encuentro del Youth Speak Forum es un congreso de y para jóvenes que quieren generar un gran impacto en nuestra sociedad y mejorar el mundo; en diciembre AIESEC fue designada como la organización de jóvenes responsable de los ODS, Objetivos de Desarrollo Sostenible. Estos, son 17 objetivos que todos los países deben haber cumplido para 2030. La agenda del evento incluía charlas tanto del sector público como privado, diseño de proyectos y workshops, en los que participaron algunas ponentes como Dña. Isabel García (Ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente), Miguel Ángel Moratinos (ex-Ministro de Exteriores y director de REDS), Agustín Delgado (Director de Innovación en Iberdrola), Izanami Martínez (Presidenta de la Asociación Española de Startups y CEO Doctor24) y Joan Manuel Sánchez (Responsable Global de colaboraciones AIESEC). En los workshops participaron IE Business School, Everis, Manpower, Iberdrola, Uniplaces y EOI.
13198497_1764668210432222_4701122577936556220_o
AIESEC Málaga
Para cerrar el Forum, se crearon unos espacios de acción de diseño de proyectos o campañas para dar a conocer y trabajar los ODS en España desde la educación (con la colaboración de IE Business School), redes sociales (Iberdrola) y medios de comunicación (Atresmedia).
Esta es la “presentación del cartel” del evento. Un foro que me ha hecho reflexionar, me ha inspirado, que hizo que quisiera tomar la iniciativa hasta el punto de salir a presentar el proyecto educativo junto con una compañera al escenario delante de todos para casi concluir el evento. He de admitir que lo pasé regular (por no decir palabras mayores) antes de la presentación; sin embargo, cuando me vi allí arriba entendí que el mensaje sobre educación que quería hacer llegar, ese sentimiento que tenía que transmitir, era demasiado potente como para dejarla callada. Era mi tema, había que hacer notar su importancia y la necesidad de crear impacto en los más jóvenes en relación a los Global Goals. No sé cómo salió, pero lo cierto es que yo sentí que me había vaciado en el escenario tras esa ronda de preguntas infinita.
13064548_1764668053765571_7061833958965579223_o
Porque los privilegios que tenemos implican responsabilidad para con la sociedad y nosotros mismos. Tenemos que mentalizarlos de ciertos cambios necesarios y buscar la excelencia dentro de la innovación; porque la mejor forma de predecir el futuro es crearlo.
Será sin duda un día que recordaré siempre todo lo que implicó y movió en mí.
YouthSpeakSurvey
Anuncios

Aniversario de mi primer E+

Hace más o menos un año estaba en Viena participando en mi primer Erasmus+, con el topic de  “Coach to work”.

cropped-10995821_1039567729391248_3156158984349912535_n.jpg

Fue una sin duda una de las experiencias que más me ha hecho aprender sobre mí y que fue un punto de inflexión. No solo empecé a tomar conciencia de mí mismo, sino que me di cuenta de muchas cosas que hacía mal con el resto de personas.

Admito que no fue una adaptación fácil, cuando quiero puedo ser muy extrovertido (aunque por norma no me gusta serlo) pero tengo un problema importante para recordar caras y nombres y estar en un país extranjero con más de 30 personas de unas 18 nacionalidades diferentes y con nombres bastante complicados de pronunciar no ayudaba absolutamente nada en los primeros contactos.

El momento de mi vida en el que realicé el viaje tampoco ayudaba mucho, estaba débil mentalmente hablando, herido. Volví mucho más frágil, pero consciente de esa fragilidad y los motivos. Supongo que ahí empezó gran parte de mi recuperación. Sé que marcó un antes y un después: el esfuerzo de relacionarme, el idioma 24 horas al día, el tiempo con personas, aprender a escuchar y a abrirme, el sorprenderme con personas que no imaginaba y las amistades que me llevé.

A nivel de conocimientos, aprendí y adquirí nuevas habilidades que desconocía y que me han permitido desarrollarme más en el ámbito laboral y personal; aunque las estoy enfocando sobretodo al primero.

Un evento importante en un momento importante podría resumir. Ahí empezó un momento de crecimiento interior del hoy me doy cuenta.

Me quedo con el autoconocimiento y la empatía que logré empezar a desarrollar.

Seguimos.

 

11136296_1036845722996782_9049773556394406205_o

 

 

 

 

 

Seth Godin y 3 lecciones sobre educación

No sé si alguno de vosotros habrá leído “The Icarus Deception“, de Seth Godin (creo que el título en castellano es “El engaño de Ícaro“). Si no es así, no tengo más remedio que recomendarlo encarecidamente pues aunque habla en general de como sobresalir en el mercado y la economía actual, hay muchísimas cosas que, como educadores, podemos utilizar en nuestro día a día. Eso sí, no lo leáis sin abrir el evernote o la libreta y estar preparados para coger millones de notas.

El señor Godin nos indica que “lo que escasea son la confianza, la conexión y la sorpresa. Estos son tres de los elementos que integran la obra de un artista de éxito”. ¿No les parece simplemente brillante? Quiero decir, como docentes o educadores somos artistas y nuestros educandos son los lienzos en blanco, impolutos, tenemos la oportunidad de descubrir la obra de arte que esconden, que está oculta. Pero para descubrir ese potencial, esa persona tan diferente y tan completa a su modo tenemos que plantear una clase donde el clima sea agradable, que incite al diálogo, a desinhibirse, dónde siempre vayamos un pasito más allá de lo esperado.

Siguiendo con el libro, hay un punto donde cita la novedad, realidad e importancia. ¡Claro! Situaciones reales, contextualizadas, que resulten relevantes y que despierten el interés del alumno. Tal vez sea un punto que parezca poco relevante, pero Juanito difícilmente comprará 587 melones; en cambio, sí comprará un paquete de quinientos folios (curiosamente como los que ven en el rincón del material escolar, con un 500 bien grande), ¿no les resulta eso un ejemplo mucho más cercano? Y si además de eso usamos el precio que seguramente ponga en la etiqueta, ¿no será completamente real?¿No se sentirán mucho más identificados e involucrados así? Yo lo tengo muy claro, mi clase tiene que implicarse, y para ello el primer paso lo doy yo.

muchacha-educación-divertida-con-los-libros-lanzamiento-del-estudio-30126938

El tercer punto del que quiero hablar hoy, se trata del cruft. Cruft viene a ser algo así como desecho por antigüedad. No entraré (hoy) en el debate de las leyes educativas y su obsolescencia (vaya, y eso que no quería entrar). A pesar de ellas, tenemos los maestros y maestras millones de herramientas y oportunidades de reinventar nuestras programaciones y de innovar. ¿Tan genial es tu programación que desde hace 5 años no te hace falta apenas cambiar algo?

No quisiera inundaros ni hacer publicidad gratuita (más) de este maravilloso libro, así que a modo de resumen, os digo: no mancilléis de cualquier forma el lienzo que son nuestros alumnos; buscad, cread y descubrid los colores, trazos y formas adecuadas a cada un. Acercad la educación a los chicos y chicas, sed realistas; y, por favor, innovad, que vuestras programaciones no sean parte del cruft educativo.

Sobre la función de la escuela y la productividad

Me acosa a menudo como maestro la sensación de no exprimir a mis alumnos y alumnas al máximo. Verán, una de mis máximas como docente es que debo sacar a la luz todo el potencial posible de cada uno de los pequeños a los que doy clase. Cada cual en su medida y forma. Sin embargo con tantos objetivos, competencias, deberes, tareas, actividades extraescolares, etc. Resulta casi imposible que el alumnado llegue con la motivación y las ganas necesarias para exprimirse. Con este problema tan enorme entre manos, no me queda más remedio que aplicar la técnica del N-1; es decir, simplifiquemos la tarea, descompongámosla en fragmentos asimilables. Así pues, ¿qué es lo que más me urge hoy? Hoy, la productividad.

POR UNA EDUCACION DIGNA Y DE CALIDAD-707225

Muy probablemente estén hartos de escuchar hablar sobre la Ley de Parkinson (esa que nos dice que el trabajo se expande hasta llenar el tiempo disponible para ella). Sin embargo, como maestro, creo que es uno de los pilares básicos para una educación integral. Es decir, ¿para qué enviar tareas repetitivas que ocupen toda la tarde, día tras día, cuando podemos realizar inputs realmente efectivos en espacios de tiempo mucho más breves? El ejemplo más usual que encontramos en cualquier centro probablemente sea el de hacer una lectura obligatoria para la que se tiene un trimestre y que se procrastina hasta la última tarde disponible en la cual: o bien se copia la tarea de uno que sí haya leído el libro (cosa cada vez más rara de encontrar) o bien se miran resúmenes en la red y se hace un mix de copy and paste y listo. En esta situación, por cierto, se dan dos casuísticas negativas bastante usuales por desgracia: la primera, el mal fomento de la lectura (de la que hablaremos otro día) y la citada procrastinación. Si los alumnos van a realizar la tarea el último día a última hora, ¿la diferencia entre darles tres meses y darles una semana cuál es? Exacto, que si les doy una semana o dos solamente, podré enviarles todavía más. ERROR. Que no, que lo que pretendemos es hacer mejor con menos esfuerzo; no hacer todavía más. Solemos olvidar que la tarea primordial y la única preocupación de los niños y niñas debería ser el juego, y no abarcar conocimientos a mansalva. Que no. Que yo quiero alumnos dispuestos a aprender, con hambre de conocimientos y de que quieran beberse mis palabras. Pero si acaban su jornada escolar y además los machaco con más tareas de enfoque “productivo” es simple cuestión de tiempo que aparezca lo que llamo burn out educativo.

La productividad educativa, para lo que uso la ley del señor Parkinson, tiene como fin mejorar mis horas lectivas y algún momento en la tarde de manera que deje el máximo tiempo libre a los niños y niñas para su uso personal y disfrute. Para despejarse. No para que se levante pensando en el colegio y se acueste pensando en el colegio. Una vez más: que no, que esa no es la función de la escuela.